En La República, Platón combina de forma maravillosa el concepto de postulado con su idea del mundo de las formas matemáticas:

“Creo que sabes que quienes se ocupan de geometría, aritmética y otros estudios similares dan por supuestos los números impares y pares, las figuras, tres clases de ángulos y otras cosas emparentadas con éstas y distintas en cada caso; las adoptan como hipótesis, procediendo igual que si las conocieran, y no se creen ya en el deber de dar ninguna explicación ni a sí mismos ni a los demás con respecto a lo que consideran como evidente para todos, y de ahí es de donde parten las sucesivas y consecuentes deducciones que le llevan finalmente a aquello cuya investigación se proponían.
¿Y no sabes también que se sirven de figuras visibles acerca de las cuales discurren, pero no pensando en ellas mismas, sino en aquello a que ellas se parecen, discurriendo, por ejemplo, acerca del cuadrado en sí y de su diagonal, pero no acerca del que ellos dibujan, e igualmente en los demás casos: y que así, las cosas modeladas y trazadas por ellos, de que son imágenes las sombras y reflejos producidos en el agua, las emplean, de modo que sean a su vez imágenes, en sus deseo de ver aquellas cosas en sí que no pueden ser vistas de otra manera sino por medio del pensamiento?”

platón

Extraído de ¿Es Dios un matemático? de Mario Livio, página 35.

Número de Visitas: 921

Imprimir Entrada